¿Es necesario acostumbrarse a convivir con la contaminación y sus consecuencias?

_OSC5199

La RAE nos dice, en su primera acepción, que un río es una corriente de agua continua y más o menos caudalosa que va a desembocar en otra, en un lago o en el mar.

Cuando se producen cambios se producen consecuencias, algunas veces irreversibles, pero siempre cuando estos cambios son debido a actuaciones humanas sus responsables se inhiben.

El Guadiana es el río europeo más regulado presas de todos los tamaños, encontrándose las dos mayores embalses (Serena y Alqueva), además de un sinfín de canales, acequias y azudes

Estos días ha habido unas declaraciones en el HOY del responsable de la CHG sobre la presencia de nenúfar mejicano en las aguas del Guadiana a su paso por la ciudad de Badajoz (lugar catalogado como ZEPA)

Cuando leo la noticia me queda un poso de terrible fatalidad, una mezcla de catástrofe inevitable contra la que se lucha sin ninguna posibilidad de poder vencer, a la vez que se dice que es inocua para que el ciudadano se tranquilice al anunciarse: «Hay que acostumbrarse a convivir con especies invasoras como el camalote»

 

En ningún momento se plantea ir a la raíz del problema, es decir, luchar contra la eutrofización de las aguas del Guadiana, debido tanto a la carga de abonos de la agricultura como por la ineficiencia e incluso inexistencia (ilegales ambos) de EDAR, mientras que se remansan en azud las aguas del Guadiana que aniquilan el fundamento de un río. Por más dinero público que se dedique a este problema será un despilfarro con un fracaso más que evidente, y que será problema mientras que no se controlen las condiciones que el humano lo favorece, yendo cada vez en aumento.

Anuncios