Cosas de Bocanegra

_OSC1415

Trasteando por los campos de Villanueva del Fresno, recogiendo datos como encargado de área, tengo la suerte de volverme a encontrar con Bocanegra

 

Le veo atareado con sus ovejas, y nada más verme se me acerca y afectuosamente me da la mano.

 

-¿Cuánto tiempo sin venir por aquí?

 

-Si, vengo menos, pues ando atareado con muchas cosas.

 

Me cuenta que siempre anda con mucho trabajo, que sus ovejas están pariendo, -veo separados los pequeños borregos, con pocos días, y estando con el veo como hay una oveja que hace unas horas acaba de parir

 

Me señala a un perro pequeño, muy vivo y despierto, que aún no tiene demasiada maña, pero que él sabe que pronto la va a conseguir. Se lo han regalado ayer, y está muy contento, pues hace poco le envenenaron otro que le tenía mucho cariño, y era muy bueno. Le digo que si ha sido cosa de la caza, y me dice que no ha que ha sido uno con unos guarros que los tiene sueltos y descuidados, que hace mucho daño y es mala persona. Cuando uno que tiene unas encinas le pidió hasta 3.000 euros por las bellotas que sus guarros le habían comido, le contesto que nones, y entonces le dijo que le tendría que denunciar, asi lo hizo, pero nada sacó, pues el juez le ha dicho que no demuestra que las bellotas comidas sean por los guarros del denunciado. Pero de estas disputas, el de los guarros ha puesto veneno, y han muerto perros, uno de ellos el que Bocanegra tanto quería

 

Bocanegra anda muy disgustado con el de los guarros, que los tiene bien gordos, y de los que va a sacar buenos cuartos, aunque son muchos los que les dan de comer, a costa de los bellotas de muchos vecinos.

 

El de los guarros tiene muchos perros, los tiene sueltos y mal cuidados, habiéndole matado más de seis ovejas a Bocanegra, que se lo ha dicho, y le contesta que no son sus perros, aunque bien lo sabe Bocanegra, que los ha llegado a ver, y medio criado. Yo le digo que en esta España funciona mal las cosas, pues las personas malas les va bien sus asuntos.

 

Bocanegra, lo de las ovejas muertas por los perros del mal vecino, se lo ha comentado a los Civiles y le han dicho que si no va a denunciar  tendrá que poner veneno. Pero él me dice que los perros no tiene culpa, y que ni pensarlo

 

Yo me echo a temblar, pensado la cantidad de veneno que se echa en el campo, no sabiendo las consecuencias de tanta inconciencia

 

Veo que junto  al coche tiene un montón de botellas, plásticos y otra basura que ha recogido, y que se la va a llevar, tirándola en un contenedor del pueblo. No entiende porque la gente tira tanta basura, que si la trae se la debería llevar, o quemar.

 

_OSC1422

Nos vamos hasta su molino, me lo enseña orgulloso, me cuenta como después de estar siete años en Alemania en muchas ciudades, trabajando en refinerías, logró suficiente para comparar este terreno, junto a unas vacas, que son las que le hicieron quedarse.

 

Me cuenta como tenía un poco de comida, café, azúcar, sal, aceite, preparado tofo para el que lo pudiese necesitar, pero que ya se lo tienen sucio, me cuenta como en los veranos, él lo usaba para dormir, aunque ahora deja que las ovejas entren y lo usen

 

Andan ahora las ovejas muy trabajosas, pues se engolosinan con la bellota, y viendo una encina  corren todas hacia ella, con lo que el pastor tiene que volverlas a sacar del lugar, no dejando descanso. Sin embargo en verano, la modorra las aplasta y solo quieren sestear, moviéndose podo alrededor del agua

 

Antes de marcharme me dice que a ver cuando nos volvamos a ver, aunque sea de vez en cuando que eso quiere decir que andamos bien. Le aprieto la mano, dura y encallecida de horas de trabajo, quedándome con ganas echar más rato con él, y que me pueda enseñar muchas más cosas

 

Anuncios

Comer caliente y beber frío

_OSC1375

Asomados al puente, vemos una absorta gata que tranquilamente bebe, y sin hacer ni chispa de ruido, nos ponemos a hacerle fotos, y vemos que ni se pasma.

 

¿Qué pasará si le llamamos?, lo hacemos, y nada. Primero, suavemente, y luego en alta voz. Y vemos como está sorda como una tapia, aunque también puede ser que las sulfúrueas aguas la pasmen, quedándola medio atontada.

 

Hemos pasado por las Termas, y por los restos arqueológicos romanos “Torre da Palma” en los que el guía nos cuenta como fueron descubiertos, desenterrados y llevados a Lisboa, los mosaicos que decoraban los suelos de la casa principal.

 

Torre da Palma

Cuando nos vamos, se nos acerca, y nos pregunta que si en España estamos tan mal, y que si sabíamos que el día de los difuntos había dejado de ser festivo en Portugal, que como éste, cuatro días más habían desaparecido, dos religiosos y dos festivos, mientras nos dice que para salir de esta penosa situación deben trabajar todos juntos, y todo esto nos lo dice con ojos vidriosos, que llegamos a temer que se anegasen en llanto, que impotencia sentimos al ver el maltrato al que se ven sometidos nuestros vecinos portugueses

 

Nos marchamos silenciosos de la zona, a la vez que cabizbajos y conscientes lo poco importante que son nuestros males