Reposar la comida


OSC_7364

Esta Abubilla con su daga rebusca en el terreno obteniendo el apetitoso resultado, que no sé si por alegría o por chulería, a modo de un pizzero, los lanza al aire antes de hacerlo desaparecer.

 

Después de tanto trajín es bueno reposar la comida y para ello se deja acariciar por los suaves rayos del sol, entrando en un sopor placentero que envidio, mostrando los verdaderos valores de la vida

siesta

 

Anuncios