Avatares de la dehesa

Ramón, bellota, montanera, carbón, trashumancia, suelos pocos profundos, merinas, cerdos, avileñas, retintas, mastines, careos, muros de piedra …, relaciones establecidas en el fino y complicado engranaje que constituye las diferentes dehesas. Su deterioro actual pone en la palestra otros ingredientes: seca, envejecimiento, sobrepastoreo, erosión, regadíos, PAC, que han alterado, muchas veces de forma irreversible el trato entre el hombre y el encinar.

La miopía de los políticos, incapaces de mantener, mejorar y gestionar adecuadamente, con unas adecuadas ayudas a este agroecosistema ha sentencia en unas decenas de años un producto único e identificador de una cultura centenaria.

Actualmente, día tras día, el gobierno nos va recortando los derechos a los ciudadanos, habitualmente poco a poco, pero a veces de forma más contundente, pero todos sabemos que lo que nos ofrece hoy no es el último golpe, y pensamos que la siguiente puede ser que no le toque a nuestro colectivo. Esta forma de proceder, que no parece tener un diseño sensato y previsto, demuestra que no se van a tomar decisiones sobre nuestro modelo social-económico y plantearse seriamente uno más sensato y que realmente sea sostenible, pues me garantizaría que en el tema de la dehesa sería la única manera posible de tener unos recursos duraderos y diversificados

Anuncios